viernes, 10 de junio de 2016

LA ESPERA

No puedo sacar de mi cabeza los recuerdos que me apremian,
El sentimiento que me invade,
y el deseo que me come.

Esperando,
Esperando que cautives mi memoria,
Esperando que penetres tu lengua en mi lengua,
Esperando que llegues y me tomes,
Me saborees como si fuese el fruto más querido.
Internándote en mi vientre,
Conteniendo nuevamente tus manos de mis pechos cautivos,
Esperando que no te controles,
y necesites clavar en mi tu libido.
Romance, lujuria y gula.
Preferí comerme el postre, antes de desatarme contigo.
Me encuentro aquí, esperando encontrarme contigo.
Por fin dejar salir todo lo que mantuve escondido,
Entregarme como un sabroso festín a tus sentidos,
Y dejarte ingresar a mi lado más pervertido.
Mirarte con las mismas ansías de la primera vez,
Y dejarte empapado de mi piel con tu piel moviéndose.

Esperando, lo inesperado.
De que vuelvas, y te sacies con mi dulce locura,
Que te incite a beberme,
a satisfacerme.
Volverme tuya eternamente,
Marcar tu cuerpo con mi codicia,
Alimentar mi sexo con tus caricias.
A que me tomes, y no me dejes,
A que me pruebes, y te hagas adicto.
A que me provoques quedarme abrazada a tu lujuria.
A esperarte siempre, para volver a tenerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario