viernes, 10 de junio de 2016

REINANDO LOS SENTIDOS.

Recuerdo esa frase cliché: De todas queremos ser Reinas,
Pero Reinas de qué?
Yo prefiero mil veces ser una Reina hambrienta por saborear la piel,
Todas queremos ser Reinas del sexo,
De nuestro sexo,
De nuestras noches,
De nuestras Fantasías,
No solo pensarlas, sino también hacerlas reales,
Mientras someto a un chico para que restriegue su placer por mi cuerpo sediento. Pienso: Quiero reinar con mi sexo su boca perfecta, que su lengua se interne en mi vulva, y me haga convulsionar en su cara, sentir como poco a poco derramo mis jugos sabrosos, y el bebe como si fuera el agua bendita.
Apoyada en su cara, me meneo al ritmo de mis gemidos,
Adelante y atrás, posesa, siento que me estoy follando sus labios y al mismo tiempo soy penetrada por su lengua de fuego,
Llegar al maldito clímax,
Sentir como mi cuerpo suda con tanto bamboleo,
Abrir con mis manos mi sexo para que pueda lamer todos los preciados lugares, y eleve más mi fuego a punto de volverse una llama eterna,
Sigo danzando y pensando: Que bien lo chupa, lo chupa como un maldito experto, debería follarme su cara siempre...
Siento que el fuego se deposita en mi estomago y baja lentamente hasta llegar a los puntos culmines que me harán estallar como un fuego artificial,
Me restriego más fuerte, me bamboleo más fuerte, aprieto mis muslos a su cara y gimo, gimo como una Reina excitada, sintiendo que mis fluidos se derraman completamente en su cara y el los toma,
Siento que viene, y viene con todas las fuerzas, de mi boca un grito despierta todo mi ser,
Siento como me recorre, me paralizo, lo ahogo con mis muslos, y es eterno.
Me acuesto a su lado con cara de lujuria y le digo:
-Ahora la Reina quiere ser follada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario