domingo, 2 de octubre de 2016

VIDEOS GAMES.

La conocí por un chat de juegos. Iniciamos conversación por un par de tiempos, hasta que nos agregamos vía telefónica para poder mensajearnos y mandarnos uno que otro audio.
A medida que pasaba el tiempo nuestras conversaciones subieron de tono.
Nos hablábamos sucio, y empezamos a enviarnos fotos calientes.
Donde ella mostraba sus atributos. Sus pechos en poleras con escotes pronunciados.
Solo al ver una foto de ella, mi pene se erectaba.
Ella quería ver al menos en una foto que se pudiera ver lo erecto que se ponía mi pene por sus fotos.
Le mande una foto de lado con el bulto imponente.
La chica al recibir mi foto, me envió una foto solo con sostén.
Yo le pedía más, y ella parecía dispuesta.
Nuestras conversaciones se volvieron más ardientes.
Indicando que haría cada uno al otro.
Recibí otra foto de ella, sin sostén. Pude contemplar sus senos en magnitud desde la mi pantalla celular, deseando poder besarlos y chupar sus pezones.
Sentí la necesidad de sacar mi pene erecto y tomar una foto de esto. Sin antes indicarle que tenía unas tetas grandes que me provocaban chuparlas, meter todo mi pene entremedio de esas tetazas.
Quería ver más, necesitaba masturbarme. Necesitaba más estimulación. Le pedí un pequeño video tocándose.
Ella me pidió un momento.
Esos minutos fueron una eternidad, hasta que el video se estaba cargando.
Lo abrí, con una mano tomaba el cell y con la otra me pajeaba mientras veía a la chica tocarse los pechos ansiosa y golosa.
Me texteo que enviara un video de cómo me tocaba por ella.
Me acosté en la cama, enfocando mi pene y mi mano que masturbaba mi pene duro. Se lo envíe y me dijo: Me encantaría que ese pene se metiera en una parte de mi cuerpo.
Espere varios minutos hasta que otro video de ella en cuatro en una cama, masturbándose duro, podía ver su sexo en la pantalla de mi celular. Mientras la observaba mi mano se volvió compulsiva.
Se escucha los múltiples gemidos, como su vagina se iba mojando mediante a una estimulación agresiva, y sonaba exquisita su voz desde mi móvil.
Me texteo: quiero ver cuando te corras.
Termine de ver el video en que la hermosa chica se corría. Rápidamente comencé a grabar el inicio de mi eyaculación, el líquido me chorreo las manos y se lo envíe.
Ella me envío caritas de alegría.

Ambos terminamos satisfechos de nuestro intercambio de videos. 

2 comentarios:

  1. que ondis loca! te desapareciste... se te fue la conexión mágica ancestral interna espiritual

    ResponderEliminar
  2. jajajaj sí, estaba perdida. No encontraba la inspiración.

    ResponderEliminar